08. septiembre 2020 - 9:00
Uam azcapotzalco, Tlalnepantla De Baz
Compartirlo en:

VI Congreso Internacional de la Red Pilares | martes, 08. septiembre 2020

Dilemas contemporáneos del humanismo

La Red Pilares ha tenido en su trayectoria un vínculo marcado con el humanismo como actitud filosófica y compromiso práctico. Por tanto, en el contexto de ataques y controversias sobre su relevancia o, aún, ante la posibilidad de su superación, invitamos a que el VI Congreso de la Red se constituya en un espacio para reflexionar, debatir y profundizar los múltiples significados del humanismo y las

consecuencias de las críticas y ataques que se le hacen en la

actualidad.

Existe actualmente una tendencia que sugiere que el ser humano en su situación y configuración actual, debe ser superado y reemplazado por individuos intervenidos tecnológicamente (en su ser y su circunstancia) con el fin de ayudarle a traspasar sus propios límites y obtener niveles de seguridad, salud, confort e inteligencia nunca antes alcanzados. La robotización, la inteligencia artificial, el internet de las cosas, la nanotecnología, la manipulación genética, el big data, la computación quántica, la cuarta revolución industrial, son todos ellos términos que auguran un replanteamiento total de la vida social, cultural y física del humano. Lo que se ha dado en llamar la tecnosfera, sería prácticamente su nuevo hábitat.

Bajo esa nueva “configuración” del mundo humano, las organizaciones tendrían que obedecer a nuevos parámetros de estructuración y a nuevas dinámicas laborales, culturales y sociales que son hasta ahora imprevisibles. Toda esta frenética carrera promovida por las grandes corporaciones de tecnología (ver la Universidad de la Singularidad de Google y otros) se concentra en los supuestos logros de esos extraordinarios avances tecnológicos pero poco se detienen a reflexionar sobre las consecuencias, además de menospreciar lo que el hombre ha construido históricamente como su realidad.

La Red Pilares propone acoger esta temática partiendo de la idea de que la sociedad no ha logrado construir un humanismo integrador, es decir, una concepción de sociedad que considere al ser humano como in de todo arreglo social y de toda institución, cuando ya se habla de posthumanismo y transhumanismo, palabras que resumirían la tendencia arriba descrita.

Como líneas generales, se proponen algunos temas y controversias

como indicaciones y sin carácter de exclusividad:

 Los significados de las perspectivas post y transhumanista para

prácticas centrales a la administración y los estudios organizacionales, como la organización del trabajo, las

desigualdades entre grupos sociales y el desarrollo desigual

entre naciones centrales y periféricas.

 Revitalizaciones del humanismo desde una valoración ética de la

vida en comunidad y de los modos de vida en relación con la naturaleza.

 Significados y contribuciones del humanismo en un escenario en

el cual porciones cada vez mayores de la población están siendo

despojadas de su humanidad como se puede constatar, por

ejemplo, en los procesos migratorios, en los desplazamientos de

trabajadores rurales por la expansión del extractivismo y los

cultivos industrializados, en la violación de los derechos

humanos a poblaciones marginalizadas en múltiples situaciones.

 Contribuciones del humanismo para posibilitar el mutuo reconocimiento y la organización transversal en procesos relacionados con las economías incluyentes, las identidades y el trabajo.

 La paradoja de los servicios de salud: a una mayor tecnificación en la medicina y en los cuidados sanitarios, se presentan enormes masas de gente excluidas de los servicios de salud o con un nivel de atención muy precario. La privatización de la salud hace que se puedan hacer grandes inversiones en equipos y medicinas, pero a la vez, esto implica que las rentabilidades esperadas alejen a grandes grupos poblacionales.

 La educación y la formación profesional. ¿Cuál sería en rol de la Universidad ante tales dilemas? La Universidad debe escoger entre convertirse en una caja de resonancia de los discursos posthumanistas o constituirse en vigilante de los fines integrales de la sociedad.

 La gestión del conocimiento y la innovación ante estos dilemas contemporáneos: ¿esa gestión se hará en función de losespejismos posthumanistas o se hará buscando la inclusión y la humanización?

 ¿La formulación y la gestión de políticas públicas podrían

promover el desarrollo de nuevas tecnologías inspiradas en el bienestar de las poblaciones y no solo en favorecer la producción y consumo de tecnología?



En un mundo atravesado por crisis, dilemas y retos cada vez más

complejos y acuciantes como el calentamiento global, el terrorismo, el narcotráfico, los desplazamientos masivos, el consumismo asfixiante, la evasión electrónica de la población, la precarización del trabajo, la degradación ambiental de bosques y aguas, la corrupción pública y privada, las catástrofes humanitarias, los autoritarismos y el desmoronamiento de las democracias, la radicalización de las ideologías políticas y sus prácticas manipulativas conexas, entre tantos otros, es urgente reflexionar y preguntarnos, inspirados en Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, si el humanismo no tendría “una segunda oportunidad sobre la tierra”.